fbpx

Urgencias: 605 992 925

La importancia de conservar los dientes de leche

Publicado por Redacción en

dientes de leche

Según un estudio The Journal of Dental Research, reveló la importancia de conservar los dientes de leche de tus hijos.

La razón es porque estos contienen células que son conservadas a largo plazo y que sirven como material genético en caso de que haya un problema médico que requiera reemplazar tejido. «Los primeros dientes tienen un gran potencial como fuente de células madre», señalan los autores de la investigación.

¿Qué tienen los dientes de leche?

El primer diente de leche es el más especial, no solo para el niño, sino para sus padres,  que lo guardan como un recuerdo valioso. Y según investigaciones recientes, los dientes de leche pueden ser un banco de células madre.

Alrededor de los 3 años casi todos los niños cuentan ya con sus primeros 20 dientes de leche completando así la primera dentición.

En torno a los 5-6 años de edad, se empiezan a caer los dientes de leche. Los primeros dientes que se caen son los incisivos inferiores y posteriormente los superiores. Los caninos y primeros molares se caen en torno a los 9 años y los segundos molares a los 10-11 años, hasta finalmente tener el recambio completo a los 13 años de edad.

dientes de leche

Los dientes de leche se caen a consecuencia del empuje del diente permanente, el cual presiona hasta provocar su desprendimiento. Los nuevos dientes definitivos son más grandes, menos blancos y más afilados.

Se demostró que las células madre dentales pueden lograr revolucionar la medicina regenerativa, aportando tratamientos potenciales para enfermedades como Parkinson, Esclerosis múltiple, Alzheimer, Diabetes y cáncer.

También sirven también para regenerar el corazón, la médula ósea, los huesos, las neuronas, el hígado y la piel.

Se ha demostrado que las células madre obtenidas de los dientes se diferencian de las células beta, encargadas de producir insulina. Entonces, se diferencian de otros tejidos que pueden ayudar a otros que estén dañados.

Así que ya lo sabes. Nuestra recomendación es que hay que convencer al ratoncito Pérez o al Hada de los Dientes a que te devuelvan los dientes de leche de tus peques. Son uno de los grandes tesoros que podemos conservar para la salud futura de toda la familia.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *