¿Cuándo se debe hacer una regeneración de hueso?

regeneración de hueso

Cuando se piensa en lo importante que es la mandíbula, es sorprendente que pueda regenerarse. Este tipo de regeneración es habitual en los mamíferos, pero no tanto en los humanos. No sabemos por qué ocurre esto en algunas especies y no en otras; podría ser que nuestra trayectoria evolutiva nos obligara a utilizar la mandíbula con menos frecuencia que otros animales. Por ejemplo, si pierdes un diente o sufres un accidente que te dañe el hueso de la mandíbula, tu cuerpo puede hacer crecer de nuevo el hueso y restablecer su funcionamiento normal. Pero hay ocasiones que debemos ayudar al cuerpo a regenerar los maxilares. Una buena noticia es que si necesitamos que los huesos dañados vuelvan a crecer los especialistas pueden hacerlo.

La regeneración de hueso para los tratamientos dentales

¿Cuándo se deben regenerar los huesos de la mandíbula?

Debes saber que la regeneración ósea de la mandíbula es un proceso complejo, puede realizarse en diferentes entornos.

Puede realizarse en un entorno hospitalario o clínico o en una clínica de cirugía ambulatoria, dependiendo de su estado y del consejo del médico.

La necesidad de regenerar los huesos de la mandíbula puede ser causada por un accidente o por ciertas enfermedades.

La degradación de los huesos de la mandíbula puede provocar la necesidad de regenerarlos. La degradación ósea puede estar causada por una enfermedad o una lesión, y también puede ser un signo de otros problemas de salud. Cuando se produce la degradación ósea, puede causar dolor, malestar y dificultad para comer y hablar. Si no se trata, la degradación ósea seguirá avanzando, afectando a una mayor parte de la estructura ósea de la mandíbula hasta que sea necesaria una intervención quirúrgica para reconstruir la estructura ósea sana en su lugar.

La regeneración ósea de la mandíbula se realiza a menudo para permitir que los pacientes se coloquen implantes en la boca.

Los implantes se utilizan a menudo para sustituir los dientes perdidos. Pueden utilizarse para sustituir un solo diente o varios. Los implantes están hechos de titanio, un metal muy resistente que puede durar décadas si se cuida adecuadamente. Si quieres saber más sobre los implantes, visita nuestra página web y consulta la información que hemos publicado allí.

Otra razón para la regeneración ósea de la mandíbula es ayudar a mantener la forma de la cara tras la pérdida de los dientes.

Cuando se pierden los dientes, los músculos faciales empiezan a compensar la falta de apoyo de los dientes para evitar que la cara cambie de forma, lo que puede tener efectos adversos tanto en la apariencia como en la salud. Para evitar que el mentón se hunda o caiga, los músculos faciales tienen que trabajar más de lo normal. Esto provoca una tensión en estos tejidos y puede dar lugar a dolores de cabeza o de cuello crónicos, así como a una reducción de la fuerza de la mandíbula (que podría dar lugar a más problemas). Las soluciones de regeneración ósea pueden ayudar a reducir estos síntomas sustituyendo la densidad ósea perdida por tejido óseo nuevo que durará más que los rellenos temporales que se utilizan actualmente.

Si piensas que necesitas una regeneración de hueso, acude a Dentalara. Nuestros especialistas resolverán tus dudas y en caso de necesitarlo, te especificarán el tratamiento a seguir.

Estaremos encantados de ayudarte a decidir si este tipo de tratamiento es adecuado para ti y de guiarte en cada paso del proceso.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

¡Hola! Completa los siguientes campos para iniciar la conversación en WhatsApp.